viernes, 29 de enero de 2010

Un "hombre" dará a luz.


Los dos miembros de esta pareja californiana nacieron niñas pero luego se sometieron a una operación para transformar su sexo. Scott Moore, quien está legalmente casado con Thomas, asegura estar ansioso por dar a luz.

El bebé se llamará Miles y será el tercer hijo del matrimonio ya que Thomas tuvo dos hijos, Gregg y Logan de 12 y 10 años, con una mujer que falleció.

"Sabemos que algunas personas nos criticarán pero estamos plenamente felices y no nos avergonzamos de nada", asegura Scott quien anteriormente se llamaba Jessica pero a los 11 años se dio cuenta de que había nacido en un cuerpo equivocado.

"Cuando se lo conté a mi familia pensaban que estaba loco pero poco a poco se dieron cuenta de que no era tan grave y me permitieron tomar hormonas masculinas a los 16años", confesó.

Sus padres pagaron para que le quitaran el pecho. Sin embargo, no ha podido permitirse una cirugía que cambie sus genitales, por lo que todavía tiene órganos femeninos.

Thomas, que se llamaba Laura, se realizó una histerectomía y tiene órganos genitales masculinos desde el pasado año.

Ambos se conocieron en 2005 en un grupo de apoyo a transexuales pero se perdieron el contacto hasta 2007. "Sabíamos que teníamos que estar juntos. Dos meses más tardes nos fuimos a vivir juntos, con los hijos de Thomas".

Scott fue inseminado con el esperma de un amigo varón y quedó embarazado en junio de 2009