lunes, 22 de marzo de 2010

Cómo elegir un perfume.


“Yo creo que todo momento es un buen momento para disfrutar del perfume que nos gusta”, dijo Carolina Herrera Junior alguna vez.

Y no es para menos. De los cinco sentidos, el olfato es el más fuerte al nacer y los olores a los que estamos expuestos determinan el 70% de nuestras emociones. Con sólo oler un aroma, se puede revivir algún recuerdo lejano.

Por eso, elegir un perfume es una tarea comprometida. A la hora de optar, lo ideal es buscar alguno pensado para que la persona que lo va a usar se sienta identificada con aquel aroma. Pero cada vez hay más variedad en el mercado y elegir entre tantas alternativas se puede volver una tarea tediosa.

Hay unos 5.000 componentes de base en perfumería y a diario se descubren más especies botánicas nuevas al igual que se hallan moléculas artificiales, lo que lleva a la constante creación de novedosos perfumes.

Bernardo Conti, gerente técnico de la Disivión Perfumería de la casa argentina de la empresa Firmenich y director de la carrera de Perfumista en la Asociación Argentina de Químicos Cosméticos, contó a Infobae.com cómo elegir un perfume según la personalidad de la persona que lo use.

“Antes de comprar un perfume hay que pensar en el estilo de la persona a la que se lo vamos a regalar o que lo va a usar. Hay perfumes pensados para distintos tipos de personalidades”, señaló.

“Hay perfumes para personas extrovertidas. Para estas mujeres hay que optar por los florales frutados. Son ideales para mujeres jóvenes, son aromas explosivos. En cambio, para los hombres extrovertidos son los que están hechos con hierbas aromáticas combinadas con notas tónicas -agua tónica, jengibre. Son perfumes muy llamativos”, destacó Conti.

Para los que tienen una personalidad sensual, tanto en el caso de hombres como mujeres, corresponden los aromas que tienen que ver con lo oriental, con vainilla, que se pega mucho a la piel y la endulza –por eso dura más-, ámbar y almizcle.

“En el caso de elegir una fragancia para una mujer lujosa o señorial, se basará en los chipres. El chipre es un acorde muy antiguo y caro, con rosas, maderas, pachuli y musgo roble. Mientras en el caso masculino se basa en maderas preciosas y especias”, aclaró el experto.

Para los que tienen una actitud más bien deportiva, se buscan perfumes “más frescos, notas muy naturales, verdes, de hierbas, notas acuosas y también lo cítrico, para ambos géneros”.

Como un “truco” de ayuda para elegir bien un perfume consideró que la publicidad habla mucho de la esencia. “Si aparece una chica corriendo por la playa o una mujer elegante en una fiesta de gala, son cosas distintas”, destacó.

Conti además resaltó que no hay que perder de vista que “el perfume nunca te puede quedar mal como la ropa o el peinado, a veces es uno el que no se siente cómodo con el perfume que eligió, pero los otros no se dan cuenta”.

Respecto al mito de que hay perfumes que corresponden a la temporada invernal y otros al verano, el experto resaltó que eso se planteaba entre los consumidores años atrás pero ahora, al igual que en la moda, “ todo vale”. “El consumidor que presta atención a las estaciones elige los cítricos, herbales florales en verano; y maderas, orientales, chipres para el invierno. Lo mismo con los que eligen perfumes para el día y la noche”.

Cómo perfumarse
Hay muchos mitos en torno a cómo se debe usar una fragancia y en qué parte del cuerpo se debe colocar. Conti reveló que en realidad hay dos maneras de hacerlo: una es la “discreta” y la otra es la “expansiva”.

“Cuando se quiere una perfumación discreta, que se huela sólo cuando se te acercan, hay que perfumar las partes del cuerpo que se mueven poco como el pecho o el cuello”, detalló.

En cambio, para perfumarse más bien al estilo “expansivo”, la fragancia debe ir en las partes del cuerpo que más movimiento tienen como el pelo, las muñecas e inclusive los brazos.

El experto además reveló un secreto para las novias: “Es una buena idea que se perfumen la falda porque aparte de la imagen estética, la música, aportan un sentido más que es el olfativo”.

Por otra parte, Conti confesó que para que el perfume dure más el secreto es mantener la piel humectada, por lo que aconsejó tomar dos litros de agua diaria y usar crema hidratante. Esto se aplica tanto en el caso de las mujeres como en el de los hombres.

“Aplicarse una crema común, que no tenga fragancia, antes de ponerse un perfume lo puede fijar más”, detalló y remató: “Salud es belleza. Los perfumes no duran sobre la piel seca”.

Fuente: infobae.com