viernes, 14 de agosto de 2009

Me acosaron sexualmente.

Ayer tuve un día desagradable. Me lleve una gran desilusión. Fui a ver a mi vecino que lo quería como si fuera un tío. El tiene 57 años, y yo 32.
Me llamo a la tarde para que vaya a verlo, y tomar un café. Yo fui como de costumbre. Su mujer no estaba, se había ido de viaje.
Pero eso no era problema, porque nosotros somos vecinos, y siempre nos juntamos a tomar mate, y a charlar un rato sobre el barrio, la seguridad y la sociedad de fomento.
Me hace pasar al living, cosa que nunca hizo. Siempre vamos a la cocina.
Me llamó la atención, pero me dije, bueno, si esta mirando la tele que problema hay.
Me hace sacar la campera. Esto si que me pareció un poco raro. Me pregunta si tenía frío, y me agarra la mano. Yo las tenía heladas, como siempre. Y trataba de calentármelas. Yo realmente estaba en la duda.
Me pregunta si quiero tomar un café. Le digo que si. Y aprovecho que va a preparar el café para cambiarme del sofá al sillón, para no estar sentada al lado de él. Ya que la situación fue medio rara.
Me preguntó porque me cambie de lugar, y le contesté que para ver mejor la tele. La respuesta se la dije muy naturalmente.
Y ahí siguió con lo de la mano, y que le diera la otra. Ahí le dije que no. Y le saqué las dos. Y viene lo que no quería escuchar, me dice: “Me gustas”. No puedo creer lo que me esta pasando. Por que a mi !! Yo confiaba en él y me desilusionó, y lo raro es que es amigo también de mi marido. Se metió también con él. (Si el lo ve lo manda a la mierda!)
Ahí me levante y me fui.
Al rato me suena el celular. Me manda un mensaje preguntándome que hizo mal. Yo le dije que nada, que estaba todo bien. Después me manda otro mensaje diciéndome que nos vemos hoy. Hoy tengo todas las ventanas cerradas. La tranquera de mi casa con candado, para que nadie pueda pasar. En fin no estoy para nadie.
Realmente la saqué barata. Agradezco a Dios que me ayudo en este momento.