jueves, 13 de agosto de 2009

Respuesta de La Serenisima en referencia a Actimel.

Hace unos días publiqué una entrada que recibí por e-mail, y como me pareció interesante que lo pudieran ver, lo publiqué. La entrada se llama "Aquí está el por qué de la agresiva campaña de La Serenísima para enchufarnos Actimel sí o sí"

Al rato tuve respuesta de la Serenisima. Me pareció correcto publicarla. Cada uno que saque sus propias conclusiones.

Al respecto de la información, desde La Serenísima - Danone queremos aclarar que se trata de un mail difamatorio que está circulando hace un tiempo vía mail, basado en información falsa y carente de sustento científico, lo cual puede generar confusión. Por tal motivo, nos gustaría hacer algunas aclaraciones:
1. El cuerpo humano no puede producir ningún tipo de bacteria, sino que estas están sólo hospedadas en él. Por lo tanto, es absolutamente imposible que nuestro organismo deje de generar L. Casei, cuando de por sí, no lo produce.
2. El consumo de Actimel no está restringido en el tiempo y como cualquier otro alimento, está recomendado en el marco de una dieta variada y equilibrada.
3. Actimel está recomendado para todas aquellas personas que quieran reforzar sus defensas de una forma natural: niños, adultos, mujeres embarazadas, personas mayores, todos pueden consumirlo.
4. Ninguna autoridad sanitaria ha prohibido nunca ni recomendado limitar el consumo de Actimel. Ya durante el 2008, la ANMAT, Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, responsable de la fiscalización y vigilancia de los alimentos, desmintió a través de un comunicado los supuestos efectos nocivos de los Lactobacillus. Asimismo, aclaró que existe amplia información científica que determina que el fermento Lactobacillus Casei es benéfico para la salud. Para acceder a la información que publicó ANMAT sobre los lactobacillus, puede ingresar a www.anmat.gov.ar > Consumidores > Servicios de utilidad > Información para el Consumidor > Alimentos > allí podrá encontrar el documento “Alimentos Funcionales Probióticos” (está en el puesto 24) en formato PDF. (http://www.anmat.gov.ar/consumidores/alimentos/
Alimentos_Funcionales_Probioticos.pdf)

5. Con respecto al proyecto de ley, aclaramos que la página de la Cámara de Diputados funciona como un archivo histórico. Es decir, publica todos los proyectos de ley, declaración y resolución que los diputados nacionales presentan durante los distintos períodos legislativos.
En este sentido, que un proyecto esté en la página no significa que haya sido tratado ni que se haya convertido en ley, simplemente da cuenta de que se presentó.
Para corroborar que el proyecto de ley relacionado con Actimel no fue tratado, simplemente basta con compararlo con alguno que sí lo haya sido (como ejemplo buscar el expediente 0040-S-2008 o cualquier otro que se haya convertido en ley para comparar).
Verá que debajo de la descripción del proyecto existen dictámenes de comisión, constan los trámites que tuvo y el número de la ley en que se convirtió.
El proyecto de Actimel, se puede verificar en la misma página que NO tuvo trámite parlamentario.
Conforme establece la Ley 13.640, habiendo transcurrido 2 años parlamentarios sin que la Cámara se haya expedido sobre el tema, el proyecto perdió estado parlamentario y caducó. Para verificarlo puede ver los términos de caducidad de los proyectos de ley en: http://www3.hcdn.gov.ar/folio-cgi-bin/om_isapi.dll?clientID=1726914991&hits
perheading=on&infobase=regladip.nfo&record={12F}&softpage=Document42


Por otra parte, la acción de Actimel está basada en tres mecanismos:
1. ayuda a generar un ambiente hostil en el intestino para las bacterias nocivas,
2. ayuda a reforzar el efecto barrera para que los gérmenes no puedan ingresar al interior del organismo,
3. ayuda a modular el sistema inmunológico.
Nuestra comunicación está basada en más de 30 estudios científicos a nivel mundial y además es monitoreada por organismos regulatorios nacionales, no habiendo recibido objeciones sobre el beneficio ni sobre la seguridad de Actimel.