martes, 11 de mayo de 2010

Mi paso por la Gastronomía.




Fotos de mi último trabajo.


Algunos saben que yo trabajé muchos años en la Gastronomía. Para los que no saben, soy Pastelera Profesional, retirada hace años. Me suena a vieja, pero soy joven todavía. Tengo 33 años.
Empecé trabajando en un hotel 5* en la Ciudad de Mar del Plata, el único en su momento, se llama “Costa Galana” trabajé como pasante, en la Pastelería un mes, luego quedé. Estuve con grandes figuras trabajando, como Pablo Massey, Francis Mallmann, el Gato Dumas, entre otros. En este momento sólo tenia 19 años, y la experiencia que tuve en este lugar fue la mejor. Pero lo malo de la Gastronomía son las horas que uno vive para trabajar. Entraba a las 9 de la mañana, y a veces llegaba a mi casa tipo 11 de la noche, y en ocasiones especiales, llegaba a las 2 de la mañana. No era vida… rara vez salía a las 5 de la tarde. Así que me decidí a cambiar de trabajo, ya que con experiencia, iba a conseguir muy rápido, y así fue.
Mi segundo trabajo fue en un café que tenía cinco sucursales en mi ciudad. Donde estuve dos años. Era un trabajo completamente distinto al hotel, pero me sirvió como experiencia, para aprender en otras áreas de la Pastelería. que es muy amplia. Lo malo de este trabajo era el horario, entraba a las 6 de la mañana, y los fines de semana a las 4, porque las facturas había que sacarlas temprano, antes del que abra el café, así que me privaba de salir de noche, y era mas desgastante el trabajo. Aguante dos años, y como no tenia ni tiempo para novios, y estaba sola, decidí irme a Europa, a hacerme experiencia en el Primer Mundo. En este momento ya era mayor de edad, y podía hacer lo que quisiera, mis padres no estaban de acuerdo de que me fuera de viaje, porque tengo una discapacidad auditiva, y estaban siempre muy pendientes de mi. Así que así como me decidí me fui. No les di ni tiempo a reaccionar a la gente del trabajo, ni a mis padres, porque sino no me iba más.
Recién llegada a las Canarias, decidí tomarme un descanso de un mes, que ya estaba muy agotada. Lo pasé genial, y hasta ahora fueron las mejores vacaciones que tuve en mi vida. Pero bueno, mis ahorros me los estaba gastando, así que tenía que conseguir algo rápido. Me fui al Aeropuerto de Gran Canaria, presente currículum, y me derivaron a un pueblo de Gran Canaria, donde elaboran todos los postres de los vuelos. Se llama Panificadora “Socorro” Yo feliz, trabajaba para Iberia!! Lo malo era que trabajaba de noche. Como estaba ilegal, y dormía de día. Hasta que un día, me fracturo el dedo, y tuve que dejar de trabajar por un largo tiempo. Mientras tanto mis padres llorando, y rogando para que vuelva…. Paseé un tiempo por las islas canarias y me volví. Total, tampoco podía trabajar en Argentina por la mano, que la tenia vendada.
Cuando vuelvo, se enteran los de mi trabajo del café, y me piden que vuelva. Me negué a volver, y busqué trabajo en otro lado. Donde estuve 6 años, y estuve como Jefa de la Pastelería. Y en donde decidí dejar definitivamente la Gastronomía, porque iba en contra del Universo. Cuando toda mi familia se reunía los Domingos , yo trabajaba. Los feriados los trabajaba. No existían el día de la madre, ni del padre, el desgaste físico y psíquico era tanto, que había bajado mucho el peso, y la responsabilidad era tanta en el último trabajo que dije BASTA. La gente que trabaja en el ambiente de la Gastronomía es bastante jodida, que tenia que poner limites todos los días, y como los volvía un poco locos, se iban, jeje. Y la gente buena no duraba mucho, solo les interesaba aprender conmigo, e irse. Hoy por hoy, ni tartas ni nada preparo en mi casa….Ni a mi Juan, salvo en algún cumple, que me rueguen tanto, lo hago. Me encanta que me rueguen.
Hoy por hoy, si tuviera que elegir la Gastronomía de nuevo, no lo haría.