miércoles, 15 de julio de 2009

Aseguran que Irán tendría la bomba atómica en seis meses.


Los servicios secretos alemanes (BND) creen que Irán tendrá lista la bomba atómica en un plazo de seis meses, asegura el semanario alemán Stern en su próxima edición.

De acuerdo a las mismas informaciones, Teherán puede llevar a cabo pruebas nucleares bajo tierra similares a las de Corea del Norte.

"Si quieren, pueden activar en medio año la bomba de uranio", dijo al semanario alemán un experto del BND que no reveló su nombre.

La comunidad internacional sospecha desde hace tiempo que Irán está fabricando de forma secreta la bomba atómica, aunque asegure se enriquece uranio sólo con fines civiles. La cúpula política en Irán rechaza categóricamente esas acusaciones.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha impuesto sanciones a ese país y le ha ofrecido por otra parte ayuda económica como compensación si abandona el enriquecimiento de uranio.

El servicio de inteligencia alemán está seguro de que los iraníes cuentan con toda la tecnología necesaria para el enriquecimiento de uranio y además disponen de suficientes centrifugadoras para fabricar uranio enriquecido con el que se pueden producir armas, de acuerdo con las mismas informaciones. "Hace un par de años nadie los habría creído capaces de ello", señaló un experto del BND.

La Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) en Viena cree que Irán tiene más de 7.000 centrifugadoras en la fábrica de enriquecimiento de uranio de Natanz, provincia de Isfahán. De ellas, 4.920 estaban activas a principios de junio.

Según las mismas sospechas, hasta ahora se pueden haber enriquecido unas 1,3 toneladas de uranio que, según Stern, alcanzarían para fabricar una o dos bombas atómicas.

Teherán trabaja "actualmente de forma intensa" en la construcción de misiles capaces de transportar cabezas nucleares a objetivos en Europa, agrega el rotativo citando a un responsable del BND. No existe ninguna duda de que su programa de misiles está dirigido a la fabricación de cabezas atómicas, enfatizó.