viernes, 11 de septiembre de 2009

Otra vez el chat: detienen a pedófilo que se hacía pasar por una nena de 12 años



Un hombre de 42 años con antecedentes penales por violación, que se dedicaría a frecuentar páginas de internet con contenido sexual, fue detenido en las últimas horas en un cibercafé del centro de Mar del Plata cuando chateaba con un menor de edad haciéndose pasar por una niña de 12 años, se informó hoy.

La Policía identificó al hombre como Ricardo Garvesio, quien fue acusado de infracción al artículo 128 del Código Penal, contra la integridad sexual, que combate promoción, publicación y distribución de material pornográfico.

Los investigadores confirmaron que Garvesio tenía antecedentes penales por delito de abuso sexual cometido el 2 de octubre de 2002, en la localidad bonaerense de General Belgrano, con intervención de la Unidad Fiscal de Juicio Nº 2 del departamento judicial de Dolores.

En ese hecho la víctima resultó ser una menor de edad.

Por la investigación de los policías, quedó al descubierto la mecánica empleada por el hombre para ganar la confianza de menores en las salas de chat.

El fiscal Marcos Pagella confirmó la detención del hombre, quien fue alojado en un calabozo de la comisaría octava con asiento en la localidad de Batán.

La investigación fue impulsada por el dueño de un cibercafé ubicado en el centro de la ciudad, Moreno al 2400, quien durante varias semanas observó la particular conducta de un cliente que pasaba horas en uno de los boxes privados, frente a una computadora.

El comerciante, una vez comprobado el delito, decidió radicar la denuncia el 28 de agosto y se dio intervención a la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local y al fiscal Pagella, quienes iniciaron la pesquisa.

La fiscalía pidió órdenes de detención y allanamiento que finalmente fueron libradas ayer por el Juzgado de Garantías.

En el ciberlocutorio, los policías interceptaron y detuvieron al hombre.

Asimismo, fue allanado el lugar en el cual residía, una habitación de uno de los bares de la calle Alem donde trabajaba como sereno.

Allí se decomisaron dos teléfonos celulares con más de cien contactos y fotos pornográficas, ropa de vestir de menores de edad, naipes con figuritas pornográficas, 4 CD, un cuaderno con anotaciones, varios preservativos, anotaciones telefónicas y revistas pornográficas.

Mi opinión, es que en los ciber se tendria que controlar mas los chat de la gente que suele frecuentar, para evitar este tipo de incidentes.