viernes, 18 de septiembre de 2009

Sin diferencia.

Ferenc Molnar escuchaba a dos amigos decir que, en nuestro tiempo no había gran diferencia entre la guerra y la paz, y protestó con ironía:
- ¡Perdón! Cuando las gentes se matan, es la guerra. Cuando no se dejan vivir es la paz.