miércoles, 2 de septiembre de 2009

¡Todos contra Chávez!

Avanza la marcha en contra de Chávez en Twitter y Facebook.

Unos 50 ó 60 millones de personas unirán sus voces en contra de las intromisiones y faltas de respeto del presidente venezolano, Hugo Chávez,

La marcha contra Chávez fue convocada el pasado 26 de agosto a través de las redes sociales de facebook y twitter, y de una página de internet, y sigue el esquema de la caminata de repulsa contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) realizada el año pasado.

"La respuesta del mundo entero contra las FARC fue masiva y nosotros en este momento estamos detectando mucha más efervescencia, porque este malestar contra lo que está pasando en Venezuela es un sentimiento de todo el mundo. Ningún país es ajeno a los ataques que se cometen en Venezuela contra las libertades"

Lacouture consideró que para llevar tan poco tiempo organizando la cita están muy bien coordinados y tienen "una logística consolidada".

"La acogida es masiva. No es sólo un grupo de personas, sino un colectivo que se siente indignado constantemente con las intervenciones de Hugo Chávez en los asuntos internos de nuestros países", consideró.

La marcha "No más Chávez" cuenta con el apoyo de grupos organizados en Colombia, Venezuela, los Estados Unidos, Israel, Canadá, Perú, Ecuador, España, Francia y Arabia Saudí.

Para Lacouture, "internet ha permitido que la sociedad civil se comunique por encima de los intereses políticos y se guíe por la humanidad. Son causas comunes para todos, y lo que pasa en Venezuela duele tanto a los colombianos como a los hondureños".

Precisamente, el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, confirmó este martes que participará en la protesta internacional de este viernes e invitó a los hondureños a sumarse, en señal de rechazo a "los dictadores" de cualquier clase.

Los miembros de la organización han recibido amenazas por internet, según Lacouture, por parte de grupos armados al margen de la ley y círculos chavistas o bolivarianos.

"Estamos asumiendo nuestra responsabilidad", concluyó Lacouture, quien consideró que esta convocatoria "no es una iniciativa de un líder supremo, sino de un sentimiento colectivo".