martes, 15 de septiembre de 2009

Suicidio online.

Un peruano se suicidó frente a una cámara web por desamor La crítica ya no debe ser contra el omnipresente Gran Hermano que George Orwell plasmó en su libro 1984. Acá no hay quien imponga televisación, quien se inmiscuya en la intimidad. Acá es el mismo hombre quien expone su muerte ante las cámaras, quien hace de su suicidio un espectáculo público.

César Augusto Rojas Lúcar es un peruano de 37 años que decidió autofilmarse mientras ponía fin a su vida. Fueron los celos los que desencadenaron este trágico final. Su esposa, según el diario El Comercio, había comenzado una relación sentimental con otro hombre.

EL hombre inició una conversación por Messenger con una amiga de la sureña ciudad de Arequipa, y luego le contó su decisión. Al cabo de un rato activó su cámara web y se dirigió hacia el baño. Allí se colgó del marco de la puerta mientras su amiga era testigo virtual de su muerte.

Pero Rojas Lúcar no es el primero en suicidarse frente a una cámara web. En Chile un joven de 26 años usó la misma modalidad para quitarse la vida días atrás porque su pareja no quería retomar su relación. Su novia, testigo ocular, no alcanzó a impedir el hecho.