domingo, 25 de octubre de 2009

Donó su esperma y transmitió una grave enfermedad a 9 hijos


Nueve de veinticuadro hijos padecen ahora una insuficiencia cardíaca, enfermedad que ya causó la muerte de uno de ellos de tan sólo dos años de edad

Así lo asegura un informe publicado en la revista Journal of the American Medical Association, que alerta sobre los controles que deben hacerse antes de donar.

Otros dos de los hijos también comenzó a desarrollar síntomas y podrían sufrir un repentino ataque de corazón. Según la información publicada por la web de Fox News, este estudio expone de nuevo la importancia de los controles médicos previos a la donación de esperma.

Los médicos insisten en someter a una revisión a fondo a todos los donantes para reducir este tipo de riesgos.

El banco de semen de San Francisco, del que procedía el donante en cuestión, exige, tal como se recoge en su normativa, la realización de un electrocardiograma antes de la donación; tratando así de eliminar a aquéllos que pudieran transmitir una insuficiencia cardíaca.

Cuando un hombre decide donar su semen voluntariamente, tiene la obligación de presentar su historial médico como medida de seguridad para excluir a los que no cumplieran con todos los requisitos.

Incluso, en otros muchos casos, además del historial se realizan otras pruebas específicas para descartar dolencias cardíacas menos frecuentes. Este es el caso de la cardiomiopatía hipertrófica, como explica el doctor Barry Maron, del Minneapolis Heart Institute.

En cuanto al caso estudiado, no han trascendido los datos acerca del banco de esperma implicado (sólo que es uno de los centros de San Francisco) ni del donante; aunque sí se sabe que es un hombre de 42 años.

Al parecer, éste no sabía de su dolencia, ni tampoco ésta fue detectada en las pruebas médicas previas a la donación, que se produjo hace más de 10 años.

En total son 24 los hijos nacidos de su esperma, con edades comprendidas entre los 7 y los 16 años. De ellos, nueve, incluidos dos que el hombre tuvo con la que es su mujer, presentan la insuficiencia.

De esos nueve, uno falleció a los dos años de edad, y otros dos, ya adolescentes, han comenzado a presentar síntomas; y es que es en esa etapa, en la adolescencia, cuando la enfermedad comienza a manifestarse de forma más aguda, según los médicos.