jueves, 8 de octubre de 2009

SALUD MENTAL

Mi amiga cuchillita me mandó un chiste por correo, y quería compartirlo con ustedes.

Alberto y Alicia son ambos pacientes en un hospital
mental.
Un día mientras caminaban cerca de la piscina del
hospital, Alberto inesperadamente saltó a la
piscina y cayó hasta el fondo, donde permaneció
sin moverse. Alicia rápidamente entró para salvarlo, nadó hasta el fondo y lo sacó.



Cuando el director del hospital se enteró del acto
heroico de Alicia, ordenó que se le diera de
alta del hospital, pues consideraba que ella
ahora estaba mentalmente estable.
El director le dijo a Alicia:



-'Tengo dos noticias para ti... una buena y una
mala".



- "La buena es que ya te dimos de alta, al meterte
a la piscina y haber salvado la vida de otro
paciente has demostrado que eres capaz de
responder razonablemente ante una crisis, por
esto llegué a la conclusión de que ya estás
mentalmente sana y puedes abandonar el
hospital".



-"La mala noticia es que, Alberto, el paciente a
quien le salvaste la vida, se colgó en el baño
con el cinturón de su bata... momentos después
de que le salvaste la vida. ... Alicia, lo siento mucho, Roberto está muerto".



Alicia muy sorprendida le contesta al director:



-"No se colgó él....

lo colgué yo para que se secara".